Sancionan a dos policías por no atender a un turista que se suicidó

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sancionan a dos policías por no atender a un turista que se suicidó

Mensaje  ASP el Lun Abr 03, 2017 6:53 pm

http://lector.kioskoymas.com/epaper/viewer.aspx?noredirect=true

Sancionan a dos policías por no atender a un turista que se suicidó

El turista británico Anthony Abbott, de 36 años, falleció en un calabozo de la comisaría de Benidorm (Alicante). Ocurrió en la madrugada del 23 de octubre de 2015. El Ministerio del Interior informó de que el detenido se suicidó ahorcándose con la tira de una manta que ató a un barrote de la celda. Pese a que la Dirección General de la Policía defendió tras el suceso a los agentes, EL PAÍS ha confirmado que este organismo impuso sendas sanciones graves a los dos funcionarios que custodiaron a Abbott. Uno de los policías castigados se ausentó de su puesto de vigilancia. Y el otro, no le relevó, según reconocen fuentes oficiales. El turista permaneció 18 minutos desatendido en el calabozo. Tiempo suficiente para quitarse la vida. Antes de entrar en el calabozo, Abbott, que fue arrestado por un presunto delito de violencia de género, se golpeó la cabeza contra una de las paredes de la comisaría, según el sumario.

La celda carecía de cámaras. Nadie monitorizó a este británico que pasaba en Benidorm unas vacaciones con su pareja y dos hijos, que entonces tenían siete y ocho años.

Cinco días de empleo

El castigo a los agentes consistió en cinco días de suspensión de empleo y sueldo, según fuentes policiales.

Las pesquisas en España para aclarar la muerte de Abbott se archivaron. Una vía que contrasta con la investigación abierta en Reino Unido que concluyó, el pasado 23 de marzo, que la defunción del turista se produjo por ahorcamiento. Sin embargo, calificó de “negligencia” y “factor importante” que la comisaría de Benidorm no reformara sus instalaciones para evitar suicidios, a pesar de que lo recomendaba un informe interno de Interior.

Interior proponía entonces colocar cámaras en las siete celdas del recinto, arreglar las puertas para evitar “la introducción de tiras de mantas”, instalar timbres en los calabozos y reparar el sistema de avisos sonoros. El propio Ministerio criticaba, además, que los arrestados debían gritar para ser atendidos, ya que las celdas se encontraban en el semisótano y el puesto de control de seguridad, en la primera planta. Y recogía las dificultades para monitorizar las 12 plazas de los calabozos.

Según Interior, el 26 de marzo de 2014 un arrestado estuvo a punto de quitarse la vida en la celda colectiva colgándose con la tira de una manta. El mismo sistema que empleó Abbott.
Artículo anteriorArtículo siguiente

_________________
Avanzar es entender que los retos no acaban nunca
avatar
ASP
ADMINISTRADOR

Mensajes : 780
Fecha de inscripción : 02/10/2010

http://www.agrupacionsindicalprofesional.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.